Sus hijos lloran de noche tras la separación en la frontera. Estos padres están buscando una indemnización por el daño que sufrieron

[ad_1]

(CNN) — Tres padres, que fueron separados de sus hijos pequeños cuando intentaron migrar irregularmente a Estados Unidos, quieren millones de dólares en compensación del Gobierno estadounidense por los estragos que los meses de separación tuvieron para sus familias.

El Centro Legal para la Pobreza Sureña (Southern Poverty Law Center, SPLC) y el bufete de abogados Covington & Burlington presentaron el jueves reclamos administrativos en busca de indemnización del Gobierno de EE.UU. en nombre de tres hombres que fueron separados de sus hijos en la frontera. La separación causó daños duraderos a las familias, dijeron en un comunicado de prensa el grupo de defensa y la firma de abogados.

Los documentos describen a niños que lloran en la noche, se niegan a comer y tienen miedo de salir, y padres que luchan con la culpa y la ansiedad.

“Miles de niños, padres y familias enteras sufrirán el resto de sus vidas como resultado de las separaciones familiares intencionalmente crueles de esta administración”, dijo Michelle Lapointe, abogada supervisora principal del SPLC.

Las alegaciones están buscando 3 millones de dólares en compensación por persona, o un total de 6 millones de dólares por familia separada, dijo el SPLC a CNN. Si el Gobierno no responde dentro de seis meses, los padres pueden demandar al Gobierno en un tribunal federal.

La política de “tolerancia cero” de la administración Trump, anunciada en abril de 2018, causó miles de separaciones familiares en la frontera. Ante la creciente presión pública, el Gobierno puso fin a la política, el año pasado, y dijo que solo separaría a las familias en la frontera si existieran dudas sobre el historial criminal o el bienestar de un niño.

MIRA: Madre se reencuentra con su hijo tras ser separado por la política de tolerancia cero de Trump

Las órdenes judiciales en una demanda federal en curso han obligado a los funcionarios a identificar y reunir a la mayoría de las familias que el Gobierno separó, aunque algunos padres e hijos permanecen separados. La demanda ahora se ha ampliado para incluir a las familias separadas que no estaban cubiertas por la orden judicial original en el caso, y los funcionarios han estado trabajando para identificar a las familias en ese grupo.

El comunicado del jueves dice que los reclamos administrativos en nombre de los tres padres son un esfuerzo por responsabilizar al Gobierno por el “trauma y sufrimiento graves” que sufrieron las familias debido a la separación.

“El daño causado a estos padres, sus hijos y sus familias enteras nunca se podrá  deshacer”, dijo Jay Carey, socio de Covington & Burling. “Pero, los responsables de su sufrimiento pueden y deben ser responsables, y debe enviarse un mensaje, especialmente a esta administración, de que tal crueldad es inconcebible y no será tolerada”.

CNN se comunicó con el Departamento de Seguridad Nacional para hacer comentarios sobre las demandas.

Su hijo de 7 años llora hasta quedarse dormido

Un padre, identificado como M.C.L. dijo que desde que regresó a Guatemala, después de buscar asilo en EE.UU., él y su esposa han estado vigilando a su hijo de 7 años mientras duerme por la noche, según el documento.

El niño vive en un estado perpetuo de temor y les preocupa que pueda intentar irse o lastimarse a sí mismo por la noche, dice el documento. Su madre lo lleva a la cama, sosteniéndolo mientras llora hasta que se duerme.

Un año después de regresar a Guatemala, el niño tiene dificultades en la escuela, con frecuencia se niega a comer y tiene miedo de los agentes de Policía, dice el documento.

LEE: Exclusivo: por separación de familias se elevaron alertas internas dentro del gobierno de Donald Trump, según documentos

“Esta es una gran diferencia de cómo era el niño A.C.R. antes de que se separara de su padre”, dice la queja. “Antes de la separación, A.C.R. era un niño normal y feliz”.

Mientras tanto, M.C.L. está luchando con la culpa por no haber hecho más para evitar la separación, de acuerdo con el archivo.

Su hija de 9 años dice que fue víctima de abuso durante la detención

Un padre, identificado como R.Z.G., no vio a su hija de 9 años durante 253 días después de que se presentaron en el puerto de entrada de EE.UU., según el documento. R.Z.G. dice que hizo repetidos intentos de encontrar a su hija durante su detención y deportación.

Ahora que están juntos de nuevo, él dice: “Le pido a Dios que haga que mi familia pueda seguir adelante”, dice el documento.

Su hija alega que fue abusada por agentes de inmigración, según la denuncia.

La niña, “antes una menor bien adaptada, con muchos amigos, ahora prefiere quedarse en casa con su madre y sus hermanos”, dice el documento. Ella no socializa con otros niños y tiene miedo a viajar y estar lejos de su padre.

Sus padres sufren de ansiedad y depresión después de la separación, dice la queja.

MIRA: Senadores demócratas leen conmovedor mensaje de familias separadas

Su hija de 6 años muestra signos de trauma

La hija de 6 años de H.P.M. era extrovertida y amigable antes de ser separada de sus padres durante 108 días, según el documento.

Cuando se reunieron, ella se había vuelto distante y “miraba fijamente las paredes u otras cosas y no respondía cuando la llamaban o cuando le hablaban”, dice la queja.

H.P.M. la llevó a un médico, quien dijo que la niña mostraba signos de trauma, según el documento. Pero él no podía pagar la terapia que ella necesitaba de manera regular, dice el documento.

“H.P.M. se sintió deprimido y culpable y creyó que todo lo que (su hija) sufrió fue su culpa”, dice la denuncia. “Intenta olvidar todo lo que sucedió, pero no puede. A menudo siente tristeza, frustración o enojo por lo que pasó”.

Tammy Kupperman y Catherine E. Shoichet de CNN contribuyeron a este informe.

[ad_2]

Source link

Leave a Response

dos × 5 =