dos mujeres fuertes en las tablas


El arte muchas veces imita a la realidad, mostrando que la vida no es siempre color de rosa. Es así como fuertes relatos sobre prejuicios sociales y sexuales han encontrado en el teatro el camino a su desmitificación. Este es el caso de “La noche parió una jinetera”, una obra teatral basada en el bestseller de mismo nombre, de la escritora y guionista Olga Consuegra.

Allí vamos a conocer a Laura (Beba Rojas) y a Magalys (Gaby Desangles), dos mujeres que muestran la realidad de este estigmatizado oficio. Las actrices visitaron Diario Libre para hablar de sus personajes, demostrando que los tiempos definitivamente han cambiado, pues, para una actriz asumir el rol de una prostituta, en este caso de una jinetera, no era un papel codiciado, sin embargo, las actrices coinciden en que ambos personajes estaban bien creados y justificados.

“En mi caso me asusté un poco porque no quería hacerlo a la ligera. No quería meterme en un papel donde yo solamente fuera a vender mi cuerpo al público para vender boletas. Eso realmente no me interesa. Pero, cuando leí la historia y lo que se quería hacer con esta obra de teatro, que es ir más allá del título de prostituta y de jinetera, contar historias de mujeres reales y quitarnos la venda un poco… son mujeres que sufren, que llegaron ahí por una realidad, porque nadie sueña cuando chiquita con ser prostituta”, afirmó Gaby.

En el caso de Rojas, la experiencia la ha llenado de satisfacción. “Para mí fue muy emocionante porque sé con la seriedad con la que se abordó el tema, segundo porque para cualquier actor es tan enriquecedor y a la vez un reto saber que vas a interpretar alguien de carne y hueso y que vas a tener contigo al autor del texto”, afirmó la actriz venezolana.

A pesar de la seriedad del tema, las actrices afirman que la obra está sazonada con picardía, humor y buena interración con el público gracias al montaje que recrea un bar cubano.

En cuanto a la caracterización cada uno tuvo que afrontar retos para darle vida a sus personajes. En el caso de Gaby, tuvo que aprender a recrear el acento cubano, para que no fuera una caricatura, sino lo más realista posible. La Beba, por su parte, no encontró similitudes entre el personaje y su persona, pero echó mano a la fortaleza que cada mujer tiene y le tocó el tema de la inmigración y la crisis venezolana, que de alguna manera guarda relación con las privaciones que los cubanos han tenido que afrontar.

A pesar de lo controversial del tema, las actrices no buscan generar lastima hacia estas mujeres, pero si desean sensibilizar en torno al tema. “Muchas veces nos dejamos llevar por la apariencia y juzgamos a priori, sin adentrarnos en las emociones de las personas y sus circunstancias. Contrario a lo que se puede pensar, en su país, no son juzgadas pues muchas familias son el único sustento”, enfatizó Rojas.

La trama de “La noche parió una jinetera” se centra en cinco mujeres que desnudan sus vidas ante un periodista interesado en investigar la prostitución cubana más allá del término jinetera. Omara, Leticia, Yolanda, Rose y Magalys vierten en sus historias criterios sobre la vida, el amor, los hombres, la mentira, la inmigración, el maltrato, el miedo al tic tac de un reloj que al final menoscaba los encantos. Por ello saben que es un oficio con fecha de caducidad y un tiempo límite para obtener lo que se busca. El elenco lo completan Lumy Lizardo, Orestes Amador, Luis Minervino y Mavel Paulino.



Source link

Leave a Response