Banco Central chileno toma medidas para atenuar efecto de retiro de pensiones   


Santiago de Chile (EFE).- El Banco Central de Chile (BCCh) anunció este jueves que implementará tres medidas para “mitigar aumentos de la volatilidad en los mercados” financieros locales ante la liquidación de inversiones en las que tendrán que incurrir los fondos de pensiones para generar el efectivo necesario para que los ciudadanos puedan retiro del 10 % de sus pensiones.

Estos fondos se encuentran depositados en las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP), empresas privadas encargadas de gestionar el ahorro individual obligatorio en el que se basa el modelo chileno, mediante el cual cada trabajador aporta un 10 % mensual de su sueldo bruto a un fondo de pensiones personal del que puede disponer cuando se jubila.

Ante la aprobación el pasado 23 de julio de la reforma constitucional que permite a los chilenos retirar de forma anticipada el 10 % de sus ahorros previsionales como ayuda ante la pandemia, el Banco Central ya había informado que intensificaría el monitoreo de los mercados y que podría activar operaciones especiales para mitigar aumentos de la volatilidad en dichos mercados.

El BCCh concretó hoy tres medidas, la primera de las cuales es que comprará, al contado, bonos bancarios y, conjunta y simultáneamente, venderá a plazo instrumentos de la misma especie a la misma contraparte.

Dichas contrapartes incluyen a todas las entidades participantes del Sistema de Operaciones de Mercado Abierto (SOMA) y podrán participar sólo con títulos propios.

El monto total de este programa (llamado CC-VP) es de hasta 10.000 millones de dólares que se ofrecerán con plazos de venta a 1 y 3 meses.

En segunda instancia, el ente emisor continuará con la compra de bonos bancarios con el remanente de 4.100 millones de dólares del programa de compra de bonos bancarios anunciado en marzo de este año, el que estaría “destinado a contener escenarios de volatilidad».

Finalmente, como tercera medida, se agregará una ventanilla (operación) de compra de depósitos a plazo por hasta 8.000 millones de dólares.

La segunda y tercera instancia estarán abiertas a todos los participantes del SOMA.

Las tres medidas se pondrán en marcha la semana que viene y estarán vigentes por seis meses, mientras que los cupos semanales, así como las condiciones financieras, serán informados el día viernes previo a cada semana, considerando las necesidades de ajuste del sistema financiero.

Cabe recordar que en los mercados financieros chilenos, las AFP tienen una participación preponderante en la compra y venta de activos.

Ante la necesidad de generar el efectivo necesario para poder proveer a los afiliados del sistema de pensiones los montos correspondientes al 10 % de sus ahorros, las AFP tendrán que salir a vender algunos de los instrumentos en que han invertido, tales como acciones, bonos y divisas mediante operaciones cambiarias.



Source link

Leave a Response