Aumí Guerra quiso entrar en taekwondo antes de boliche


Cuando aún ni pensaba en iniciarse en la práctica del boliche, deporte de la que con el tiempo se convertiría en una de sus principales exponentes a nivel mundial, la dominicana Aumí Guerra incursionó en el taekwondo, pero rápidamente lo abandonó por considerar que no le funcionaría.
“Con apenas 12 años de edad, me inicié en la práctica del taekwondo, pero después de un tiempo relativamente corto tuve que dejarlo y buscar otras opciones deportivas”, dijo.

“Comprendí rápido que eso no funcionaría. Tenía un temperamento muy fuerte y perdía el control cuando me golpeaban y lo asumía como una agresión a la que debía responder para sentirme tranquila”, agregó.

Fue entonces cuando comenzó a recibir consejos de algunos familiares y allegados para que buscara otro deporte que no implicara combates ni ese contacto físico que requieren disciplinas como el taekwondo.

Camino del éxito. Tras su frustrada experiencia con el taekwondo y luego de experimentar de forma efímera con el patinaje, Aumí Guerra, de la mano de su hermana Karina, visitó el Sebelén Bowling Center y se enganchó.

“El lugar me gustó de inmediato y el boliche me pareció un deporte divertido y recreativo, pero en el momento no imaginé que me daría tantas satisfacciones”, expone Aumí.



Source link

Leave a Response